DIRECTRICES SOBRE LA ARRUMAZÓN DE LA CARGA EN UNIDADES DE TRANSPORTE

DIRECTRICES SOBRE LA ARRUMAZÓN DE CARGA QUE NO SEA A GRANEL, EN O SOBRE UNIDADES DE TRANSPORTE, APLICABLES A TODOS LOS MODOS DE TRANSPORTE TERRESTRES Y MARÍTIMOS

Preámbulo

Aun cuando la utilización de contenedores, cajas amovibles, vehículos y otras unidades de transporte reduce considerablemente el riesgo de daño físico que corre la mercancía, la inadecuada o descuidada arrumazón de cargas en/sobre tales unidades, o la incorrecta inmovilización, ligazón o sujeción de ésta, puede causar lesiones al personal durante las operaciones de manipulación y transporte. Además, se pueden ocasionar daños graves y costosos a la carga o al equipo. La persona que arruma y afianza la carga en/sobre la unidad de transporte puede ser la última persona que inspeccione la unidad hasta que el destinatario la abra en su punto de destino.

Por consiguiente, en la cadena de transporte son muchos los que confían en la destreza de esa(s) persona(s), como por ejemplo:

conductores de vehículos y otros usuarios de la carretera, cuando la unidad se transporte por ese medio;

ferroviarios y demás personal que trabaje en los ferrocarriles, cuando la unidad se transporte por tren;

tripulantes de buques que navegan en aguas interiores, cuando la unidad se transporta por ese medio;

personal encargado de la manipulación de la carga en terminales de navegación interior, cuando se transfiere la unidad de un modo de transporte a otro;

trabajadores portuarios cuando se efectúe la carga o la descarga de la unidad;

tripulantes del buque en el que se lleve la unidad, quizás en las condiciones más rigurosas de toda la operación de transporte; y

personas que se encarguen de desarrumar la unidad.

Un contenedor, una caja amovible o un vehículo deficientemente arrumado, y en particular uno que contenga mercancías peligrosas, puede poner en peligro la vida de todas esas personas y la de los pasajeros.

Aplicabilidad

Las presentes directrices, sin ser exhaustivas, constituyen los principios básicos de la arrumazón sin riesgo de unidades de transporte, que servirán de guía a todas las personas encargadas de la arrumazón y sujeción de la carga y a aquellas personas que se encargan de impartir formación relacionada con estas operaciones. Dicha formación es esencial para el mantenimiento de las normas de seguridad.

El propósito de las presentes directrices no es el de contradecir a reglamentaciones o recomendaciones vigentes que puedan estar relacionadas con el transporte de carga en unidades de transporte, ni sustituir a tales reglamentaciones o recomendaciones. No comprenden el llenado o el vaciado de contenedores cisterna, de cisternas portátiles o de vehículos cisterna de carretera, ni tampoco el transporte de carga a granel en embalaje/envase a granel.